portada trini (1)

A POR LO ECONÓMICO Y JUDICIAL

La diputada del Frente de Todos, Jimena López, presentó en la Cámara de Diputados un proyecto para garantizar el cumplimiento de la cuota alimentaria. La iniciativa propone, entre otras cosas, una actualización de la cuota alimentaria que considera la variación de la Canasta Básica Total (CBT), que el Instituto Nacional de Estadística y Censos prepara sobre la base de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares. Se busca crear el Registro Nacional de Deudores Alimentarios, el cual será público y estará a disposición de todos aquellos que necesiten la información.

Según un informe presentado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), en Argentina el 78% de las mujeres que tienen entre 35 y 45 años convive con al menos un hijo/a. El 97% de los niños, niñas y adolescentes conviven con sus madres, 3 de cada 10 madres no conviven con el padre de sus hijos/as. De estas mujeres separadas o divorciadas, sólo una de cada cuatro cuenta con los ingresos de la cuota alimentaria.

Logré hablar sobre el proyecto con la diputada del Frente de Todos, Jimena López, sobre algunas aristas del documento que puedan disipar dudas:

-A partir de las estadísticas que anteceden a la presentación del proyecto, ¿Cuál crees que puede llegar a ser el cambio, en materia económica, para todas aquellas madres que se hacen cargo al 100% de los gastos?

Jimena López: “La automatización en términos de retención del piso de una prestación alimentaria básica permite darle accesibilidad al derecho de nuestrxs hijxs. Hoy en día los indices de cobrabilidad de una tarjeta son elevadísimos, no entendemos porque hay tanta lentitud para hacer palpable el derecho de nuestros hijxs”.

-En los sectores populares, donde se ve mucho más vulnerada esta situación de cuidados, ¿se pueden llegar a tomar medidas específicas?

JL: “En aquellos grupos que están en la informalidad por pobreza (difiere de quienes lo están por evasión) hay que discutir cómo podemos articular con el Estado, que debe ser quien responde por la prestación adeudada. Este primer proyecto apunta a quien pudiendo no paga, y después evaluar qué políticas específicas vamos a tener de protección para aquellas familias monomarentales en su mayoría que no cuentan con alguien a quien demandar el incumplimiento”.

-Si un padre decide no hacerse cargo de los gastos, o niega la paternidad, ¿se obligará a un análisis que lo certifique? ¿Hay procesos judiciales que se puedan garantizar de ahí en más a la mujer que plantee el problema?

JL: “El proyecto de ley no inhibe bajo ningún punto de vista el proceso judicial. Para reclamar una prestación alimentaria hay que comprobar lazo filiatorio, y en el caso de las embarazadas está previsto en el código civil y hay jurisprudencia específica. Este proyecto a lo que apunta es que, comprobado el incumplimiento y habiendo un adulto con ingresos comprobados, se pueda hacer una retención automática en principio de un 20% si hay un hijo y escalonar en base a cantidad de hijes y a costo de canasta básica total (que es más amplia que canasta básica de bienes y servicios)”

-En caso de que el padre no cuente con los ingresos suficientes para cubrir los gastos mínimos, equivalentes a la canasta básica, ¿Qué se procede a hacer? 

JL: “La canasta básica total toma el índice de referencia según edad y género, utilizando como unidad de medida un adulto joven; ese índice lo que indica es que por debajo de ese número un niñe se considera pobre, si estamos hablando de personas formalizadas el 20% del salario mínimo supera ese número”.

-En materia judicial, ¿Qué tanto agiliza el trámite este nuevo proyecto? 

JL: “Automatiza el piso, invirtiendo la carga debiendo ser el/la deudorx quien deba dirigirse al poder judicial en caso de que considere excesivo la retención que se le está haciendo, y comprobar dicho exceso, dado que hoy quien tiene que comprobar la existencia de ingresos, propiedad o bienes es la denunciante”

– ¿Cómo ves el camino del proyecto en términos legislativos, crees que va a haber grieta en este ámbito también o se puede llegar a un consenso? 

JL: “Creo que se puede llegar a un consenso…no sé si pleno porque es un proyecto que visibiliza nuevamente la violencia económica a la que somos sometidas, la violencia institucional que ejerce el poder judicial sobre nosotras y hay algo de lo que nadie habla es qué pasa con lxs chicxs en medio de la litigiosidad judicial, si salimos de la mirada androcéntrica y nos centramos en el derechos de las infancia no entiendo qué grieta podría generarse, si creo que hay discutir todo y generar el mejor proyecto posible”.

El proyecto lleva la firma la diputada López, de la presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad, Mónica Macha, y de los legisladores de esa bancada, Ramiro Gutiérrez, Paola Vessvessian; Mabel Caparrós y Mirta Tundis, entre otros.

Comparti en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro sitio web usa cookies para proporcionarte la mejor experiencia posible