Portada Trini

Sin excepción

Fue el tiro que le pegaron en el abdomen a Chano, cantante de Tan Biónica, el que puso en
agenda las herramientas que tiene, o elige implementar, la policía frente a casos donde se
explicita la salud mental. Si quieren darle con la taser a unos y con balas a otros.
Este lunes se realizó una marcha en Paraná, replicada en Buenos Aires y en Córdoba a las
16:30 para pedir justicia por Vicky Nuñez, una mujer trans que murió en manos de la policía
y en ojos de su mamá.


Por la mañana del 21 de julio, Victoria Núñez se encontraba en su domicilio atravesando
una crisis de nervios, según cuenta una amiga. Su pareja llamó a la policía, cuando llegaron
los efectivos redujeron a la joven y la esposaron. Su mamá, quien también estaba ahí, pedía
que la suelten, pero no dejaban que se acerque.
Cuando la soltaron ya no tenía signos vitales. Después llegó la ambulancia y le practicaron
RCP pero ya era tarde. “Vicky le tenía mucho miedo a la policía. Creo que verlos le causó
mucha más angustia. No eran personas que podían llegar a calmarla”, contó su amiga.
Victoria tenía un emprendimiento de marroquinería, había realizado varios cursos del
Estado para poder acceder a un trabajo formal. Esa misma semana, en Formosa, Fátima
Belén Barrios, una joven trans de 29 años, murió en la comisaría del barrio Guadalupe. Los
hechos aislados son cada vez más y los une el mismo contacto

Comparti en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro sitio web usa cookies para proporcionarte la mejor experiencia posible