infancias1

Por un mes de las Infancias con derechos

Este año el Gobierno Nacional decidió resignificar el Día del Niño y renombrarlo como el Día de las Infancias, con la idea de promover una mirada más plural e inclusiva que permita dar cuenta de las múltiples maneras de vivir la niñez. Se festeja en conmemoración de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959, que garantiza que les niñes tienen derecho a la salud, a hacer deporte, jugar y disfrutar en un ambiente sano, a no sufrir humillaciones ni abusos de ningún tipo, a recibir educación pública y gratuita en todos los niveles, entre otros.

Pero, para que existan realmente infancias libres, necesitamos que todxs lxs niñxs tengan garantizados sus derechos. Sabemos que 3 de cada 10 niñxs no tienen garantizado el alimento; 4 de cada 10 niñxs no acceden a condiciones de saneamiento adecuadas; el 59,5 % de lxs niñxs reside en un hogar en situación de pobreza; el 21,8% de lxs niñxs vive en condiciones de hacinamiento; el 41,9% carece de libros en el hogar, y más del 60% de lxs niñxs no realizan actividad física ni deportes.

En CABA, con la pandemia las desigualdades se profundizaron: La continuidad pedagógica con clases a distancia profundizó la desigualdad educativa, siendo la brecha digital sinónimo de mayor brecha educativa. El 80% de los casos de abuso sexual infantil se dan de forma intrafamiliar lo cual preocupa doblemente en un contexto de aislamiento. El 70% de los hogares de barrios populares no tienen una computadora y el 82.5% no tiene acceso a internet. El derecho a la alimentación también sigue siendo vulnerado, producto no solo de la crisis económica, sino además por el recorte en las comidas que lxs niñxs y adolescentes recibían en sus escuelas y las dificultades para su distribución.

Frente a esta situación las organizaciones sociales nos comprometimos fuertemente a garantizarle esos derechos a lxs niñxs, contamos con promotores educativxs y en derechos de niñxs y adolescentes, que llevan adelante relevamientos educativos (vacantes, canasta escolar, continuidad pedagógica, acceso a materiales de estudio, recursos tecnológicos y acceso a internet), generando un seguimiento para la resolución de cada caso y elaborando propuestas y proyectos en ese sentido. Además, sostenemos los apoyos escolares y talleres de los centros de desarrollo infantil, porque lxs pibes de los barrios también tienen derecho a seguir estudiando, jugando y aprendiendo. Difundimos y asesoramos, a través de la ESI, en relación a los derechos sexuales y reproductivos, la violencia y el abuso. Distribuimos cuadernillos impresos y armamos kits con material didáctico, de artes, juegos y literatura. Colaboramos con el reparto de canastas escolares en las escuelas, circulando información y acompañando para garantizar las medidas de salubridad y distanciamiento.

Para profundizar acerca del festejo por el día de las infancias hablamos con Marcela Albarracin, del Comedor “Nuestra Evita”, compañera de SOMOS Barrios de Pie y vecina del Barrio Padre Carlos Mugica, quien llevó adelante la organización. “Hace un mes atrás que se venía planificando el Día del niñx, hicimos rifas y recibimos la colaboración de la organización, sin eso no hubiera sido posible. Con todxs lxs compañerxs pudimos lograr un hermoso día, lxs nenxs se fueron contentxs, armamos panchos, bolsitas y tuvimos dos personajes infantiles, fue muy lindo.”  Y en relación al Gobierno de la Ciudad, agregó “No recibimos en absoluto ninguna ayuda, cuando mandamos una carta pidiendo unas donaciones para el día del niñx nos contestaron que estaban en pandemia, y que no era un gasto necesario para nuestros niñxs del barrio.”

También conversamos con Claudia, trabajadora de maestranza de una escuela pública de la ciudad, y referente del Merendero Juanpa Carlos en el Bajo Flores, encontramos muchos puntos en común con otros comedores. Las raciones que reciben desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, alcanzan para 2 días de actividad. El resto de los días, las compañeras hacen tortas fritas y pan casero, y consiguen aportes de leche y mercadería para abastecer las necesidades de lxs vecinxs. Si lo vemos en números, antes del tiempo de pandemia, recibían a 120 personas. En estos meses se sumaron entre 70 y 80 personas más que acuden al Juanpa solicitando una ayuda. Algunos días también superan esa cantidad. Frente a los pedidos que realizaron al estado, tuvieron relevamientos con agentes del gobierno para corroborar que esos datos que enviaban fueran ciertos. Hicieron la confirmación de esta situación en el barrio, y sin embargo no aumentaron ninguna ración ni ayuda extra.

La situación se repite si conversamos sobre el Día de las Infancias, no hubo ninguna entrega ni de juguetes, materiales ni golosinas. Ha sido el aporte de diferentes conocidxs, y vecinxs que ayudaron a juntar juguetes, y golosinas para que pudieran repartir con motivo del día de la niñez. Y a eso sumaron las manos nuevamente las mujeres del merendero, pusieron su dedicación en tarjetas, carteles y acondicionamiento de los paquetes para entregar a niñxs el fin de semana. Cuando Claudia cuenta sobre esta tarea, también nos transmite que suelen ser más mujeres quienes colaboran en el merendero. Mujeres que también están cumpliendo tareas de cuidado en sus propios hogares y algunas con obligaciones laborales que lograron sostener.

Festejo por el día de las infancias en el Bajo Flores

Ellas realizan una vez por semana olla popular con almuerzo, y allí sí hay más varones en la preparación. También realizan ropero solidario en cada tarde de merienda, ofreciendo lo que reúnen de colaboraciones de diferentes conocidxs.

En el merendero también tuvieron que afrontar los contagios del Covid 19, varixs de lxs integrantes atravesaron la enfermedad, y con ayuda de familiares continuaron firmes ante la necesidad del barrio, ya que fueron varios días de aislamiento que redujeron la cantidad de personas disponibles para asistir el espacio. 

Queda en claro que la convicción y  el esfuerzo de estxs compañerxs, están dando respuesta a las necesidades urgentes de los barrios. Queda en claro, que el gobierno de la ciudad, no aporta ninguna solución para atender los problemas de lxs ciudadanxs, particularmente las necesidades de las infancias.

Sin respuestas desde el gobierno de la ciudad, nosotrxs sí  podemos decir  que no cumple su rol de garantizar derechos.

No se realizaron acciones inclusivas para llegar a estudiantes de todos los niveles que no cuentan con dispositivos ni conectividad. No realizaron acompañamientos a familias que atraviesan dificultades emocionales, no intervienen para ampliar el alcance de raciones y alimentos. No mejoraron la calidad de los bolsones de alimentos de las escuelas de la ciudad. No realizaron ninguna entrega específica para acompañar el Día de las Infancias.

Es clara la posición del gobierno de la ciudad, no responde a las necesidades, y desprecia a lxs trabajadores que sí asisten y acompañan a infancias y vecinxs.

Comparti en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *