ilustración portada

NO ES MI DESPEDIDA

Miriam Alejandra Bianchi nació el 11 de octubre de 1961 en Villa Devoto y falleció el 7 de septiembre de 1996 camino a Entre Ríos. Arrancando a caminar como Maestra Jardinera y comenzando con un Profesorado de Educación Física, Gilda interrumpió todo en 1977 cuando falleció su papá. Se casó luego, tuvo dos hijos, y guardó toda esa pasión por la música y el deseo secreto de convertirse en cantante.

Cuando leyó en el diario que pedían vocalistas para un grupo musical, ingresó de lleno en una banda tropical y se materializó en un homenaje a la femme fatale que encarnaba Rita Hayworth. En los comienzos de su nueva carrera conoció a Toti Giménez, compositor y tecladista, quien más tarde se convertiría en su pareja.

Figura icónica de la música tropical y de la cumbia, referente del constante forcejeo para ganarse un lugar en el ambiente cotidiano y poco disruptivo, Gilda pasó de la popularidad a la inmortalidad en menos tiempo del que cualquiera hubiese querido.

El 7 de septiembre de 1996 en el kilómetro 129 de la ruta 12, camino a Chajarí, un camión mordió la banquina y, al intentar volver al camino, embistió al colectivo donde viajaba ella junto a su familia. El choque fue frontal, el ómnibus empezó a dar tumbos y se llevó por delante, en forma simultánea, a dos automóviles que circulaban por la ruta. Fallecieron Gilda, su madre, su hija Mariel y tres de sus músicos.Tirado en la banquina, a un costado de los hierros retorcidos, quedó depositado un casette en el que Gilda había registrado los demos de lo que sería su próximo disco, en el que terminó por convertirse en un álbum póstumo: Entre el Cielo y la Tierra.

Comparti en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro sitio web usa cookies para proporcionarte la mejor experiencia posible