portada

Dios es una travesti que fuma pipa

“Lo dijo Lohana y Sacayán, al calabozo no volvemos nunca más”, cantan las compañeras, militantes y protagonistas de Congreso que tienen detrás.

Ph: Alejandra Malcorra

Este jueves a las seis y media de la tarde y luego de dos horas de debate, el Senado Argentino convirtió en ley el Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans, que lleva el nombre de Diana Sacayán y Lohana Berkins. Con 55 votos afirmativos, 1 negativo y 6 abstenciones, el proyecto, ya resuelto en ley, pasa al ejecutivo y nosotres nos abrazamos por el frio y el calor que significa junio ampliando derechos.

La plaza del Congreso se llenó desde temprano, con frio y mucho viento, las compañeras coparon todos los espacios con sus banderas, sus vestidos y sus imponentes abrazos. Con el antecedente de un decreto presidencial que tuvo lugar el 4 de septiembre del 2020, y que estableció como obligación del sector público contar con un 1% de representación trans, travesti y transgénero, esta ley viene a reparar.

El 11 de junio logró su primera media sanción en la Cámara de Diputados, hoy se volvió realidad. Con una voluntad política que ilusiona, pero que no alcanza, la ley establece la obligación de generar más puestos de trabajo, no solo en el sector publico sino también en los tres poderes (legislativo, ejecutivo y judicial) y en los Ministerios Públicos. Da incentivos al sector privado hasta 2 años y establece que las contribuciones patronales por contratar a una persona travesti trans podrán tomarse como pago a cuenta de impuestos nacionales.

Refuerza el énfasis en que los antecedentes contravencionales y penales que resulten irrelevantes no sean requisito para conseguir laburo y establece líneas de créditos con tasa preferencial en el Banco Nación para financiar emprendimientos de personas travestis trans. Hay un límite de 2 años para el cumplimiento de lo expuesto y sanciones por el incumplimiento de lo mismo.

Dice Susy Shock en “Hojarascas”:

¡Y Dios no existe!

O si existe resulta que es una travesti

que fuma pipa,

y le echa el humo a la cara al espanto,

como se expulsa a los mosquitos,

o a los “curitas”

En el mismo contexto en que festejamos, hace 105 días que no sabemos dónde está Tehuel, un pibe trans que salió a buscar una changa, una posibilidad laboral en medio de tanta vulnerabilidad. Hoy festejamos una ley que llegó por militancia, por toda la furia travesti que lo puso en agenda y lo exigió en el recinto, pero que necesita de la constante puja de todes para volverlo realidad, volverlo costumbre, volverlo justo. Que no falte ni unx más.

Ph: Alejandra Malcorra

Barajaron las cartas, cambiaron el juego, apostaron con Dios y hoy la insolencia es ley.

Ph: Alejandra Malcorra

Comparti en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro sitio web usa cookies para proporcionarte la mejor experiencia posible