portada

Brutal intento de femicidio en Bajo Flores

Entrevista a Nadia Medina, hermana de la víctima.

Mayra merece justicia.

El martes 20 de Julio de este año, Mayra, una chica de 27 años, llegaba a su casa. Luego de dejar sus cosas, entró a su habitación y se ve sorprendida por su ex pareja, Gabriel Alejandro Ovelar.

En un estado de total agresividad, comienza a increparla sobre dónde estaba, dónde había ido. 

Se le abalanza, forcejean y cuando Mayra logra avanzar hacia la puerta, con el propósito de abrirla para que se vaya, Ovelar, desde atrás, la golpea salvajemente con un martillo, teniendo la firme intención de matarla. Mayra queda desvanecida. Ovelar no llamó a una ambulancia, nunca se fijó ni siquiera si respiraba. La intención era dejarla tirada, agonizando. Toda esta violencia, además, fue frente a la hija de Mayra, de sólo 6 años, a quien también amenazó con agredir. La violencia vicaria, otra de las formas de violencia que reciben las mujeres, que es la de ser agredidas a través del ataque a sus hijxs como un acto de crueldad aleccionadora. La máxima expresión de cosificación, para los femicidas; las mujeres son objetos, sus vidas y las de sus afectos les pertenecen.

En ese momento, Mayra logra ser asistida por vecinas, fue llevada al hospital Santojanni, dónde fue operada para reconstruirle parte de la estructura ósea del cráneo, de hecho en 6 meses enfrenta otra operación. 

Mientras este potencial femicida, hasta la fecha está prófugo y camina libremente sin consecuencia alguna. Ésta y otras irregularidades, (como, por ejemplo, que testigos lo han visto caminando tranquilo por el barrio), es lo que la familia y las organizaciones, denuncian ¿Tan poca voluntad de encontrar a un potencial femicida?

Entrevisté a Nadia, hermana y sostén afectivo de Mayra, quien está acompañando activamente el pedido de justicia, junto a otras organizaciones sociales, entre las que se encuentra también Marea Feminismo Popular y Disidente.  

Nadia, contame cómo se siente tu hermana.

-Mi hermana está recuperándose, obviamente movilizada. Ya venía dándonos avisos, aunque no fueran avisos directos, porque no nos contaba mucho; sí había ciertas actitudes, que nos mostraban ciertos signos. Esta persona siempre la aisló de su familia, afectos, la celaba, le rompía celulares, la violentaba sistemáticamente, la amenazaba. A pesar de todo, hace unos meses, ella había logrado separarse. De hecho, tenía denuncias hechas; este verano lo denunció, pero eso nunca frenó su violencia. Él mismo le rompió su botón antipánico; y antes del último hecho, ya la había perseguido por la calle y la había lastimado. 

Contame un poco sobre el atacante ¿a qué se dedica, en qué zonas se mueve habitualmente?  

Él es mozo de un restaurante de Sushi en Puerto Madero. Hay una versión que indica que puede estar siendo escondido por familiares, pero en concreto no tenemos más data que esa. Lo que si te puedo decir es que no vemos una movilización profunda para lograr encontrarlo y sin ayuda de las organizaciones, estaría prácticamente parada la búsqueda. Ahora estamos pegando carteles con su cara, pero necesitamos que lo busquen, que sigan pistas. Quiso asesinar a mi hermana y está suelto como si nada, mientras ella está pasando operación tras operación. No puede ser esto. Mi mamá estuvo pasándola muy mal, angustiada y claramente estamos asustadas. 

¿Tuvieron alguna respuesta gubernamental, algún tipo de contención? 

Se está pidiendo el cambio de carátula a “intento de FEMICIDIO”. Porque la fiscalía de Solano N°33, y la comisaría 8ava, caratularon el hecho como “lesiones leves”. Gracias a la gestión de muchas compañeras feministas y de una presentación que se realizó desde las agrupaciones, (diputadxs y legisladores del Frente de Todxs y otras organizaciones presentaron un escrito con firmas pidiendo cambio de carátula), fuimos recibidas por la legislatura, nos prometieron acompañar el caso y también una ayuda económica, porque imaginate que estamos en una situación muy precaria. Lo más importante ahora es contener a mi hermana y a mi sobrinita, contenerlas porque ahora viene un proceso difícil. 

¿Qué sentís vos que es necesario en este momento? 

Yo ya le dije a Mayra, que no pienso dejarla sola, que no voy a parar hasta que haya justicia y este tipo vaya preso y pague. Porque, además, estamos hablando de que hay un asesino suelto por la calle. Necesitamos que nos ayuden. Miren la foto, compártanla, que no se olvide este caso porque en cuanto baje la exposición, él va a salir desde dónde esté escondido y puede atacar. 

El viernes pasado familiares y organizaciones, cortaron la avenida Riestra y Perito Moreno para exigir justicia.

¿Qué ves cuando no ves?

Según el Observatorio de las violencias de Género “Ahora que si nos ven”, en todo lo que va del año hasta el 21 de julio de este año, hubo 1 femicidio cada 36 horas; 98 intentos de femicidio. 7 Transfemicidios/travesticidios. Donde el 68% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las víctimas. El 62% de los femicidios ocurrió en la vivienda de la víctima. 

Del 1 de enero al 31 de julio, de los 142 femicidios, 16 fueron perpetrados por policías, militares y gendarmes, quienes tienen a disposición su arma reglamentaria las 24 hs del día.

23 víctimas habían realizado al menos una denuncia y 15 tenían medidas de protección. Es decir, el 16% de las víctimas, había realizado al menos una denuncia previa a su femicidio y sólo el 11% tenía medidas de protección judiciales. Esto nos habla de las barreras que encuentran las mujeres cuando necesitan pedir ayuda. 

Alrededor 103 niñes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista, sólo en 2021. Durante el mes de julio se registraron 22 femicidios, al menos 5 casos más que el mes anterior. Al mismo tiempo, observaron que hubo 83 intentos de asesinatos por motivos de género (sólo al 21/7).

El agresor, en el 88% de los femicidios, pertenecía al círculo íntimo de las víctimas. 

En el 42,3% de los casos, los femicidas eran parejas de las víctimas y en el 26,1% ex parejas, porcentajes que suelen estar presentes todos los meses y que como bien dicen desde el observatorio: “esto nos vuelve a confirmar que es urgente transformar las formas en que nos vinculamos sexo afectivamente para construir relaciones igualitarias”. En el 50% de estos femicidios la víctima convivía con el agresor, que suele ser su pareja. 

El 21% de los femicidios fue en la vía pública.

En el 53% de los femicidios, las víctimas tenían entre 21 y 40 años. El rango etario en que menos víctimas de femicidios se registraron es el de menores de 20 años, en lo que va de 2021 hubo 11 casos. Esto se da en un contexto en el que continuamos buscando a Guadalupe Lucero, la niña de 5 años desaparecida desde el 14 de junio en San Luis.

Las vidas trans también importan.

Desde 2021 se contabilizaron 7 travesticidios/transfemicidios. Esta cifra está subrepresentada, dado que los medios de comunicación, no reflejan la totalidad de estos casos. 

En ese marco, pedimos por la aparición de Tehuel De la Torre, el joven trans que fue a una entrevista de trabajo el 11 de marzo en Alejandro Korn y no se supo más de él. 

Fuente: Observatorio de Género: “Ahora que si nos ven” (Marzo/Julio 2021).

Comparti en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro sitio web usa cookies para proporcionarte la mejor experiencia posible